Prepara tu piel para el verano

FacebookTwitterLinkedInGoogle+WhatsAppEmail

 

El verano está a la vuelta de la esquina y ya empezamos a lucir prendas más ligeras y a quitarnos las famosas ‘capas’ de ropa que nos han acompañado durante la mayor parte del año. Si queremos lucir la mejor versión de nosotros mismos este verano, la tan nombrada ‘operación bikini’ ya debe estar en marcha. Recordad que es el momento de comer sano y llevar una dieta equilibrada.

 

También debemos practicar deporte y mover nuestro cuerpo al menos 30 minutos al día para quemar grasas y calorías y beber como mínimo dos litros de agua al día.

Si seguimos todos estos consejos, nuestro cuerpo estará listo para lucir perfecto en la época estival, pero ¿qué pasa con nuestra piel?

Tu piel, tu mejor reflejo

 

Sin duda, nuestra piel es la que más se expone con la llegada de la época estival y por ello debemos mimarla al máximo. Tomad nota de estos consejos que os damos desde Clínica Demela para que esta parte tan importante de nuestro cuerpo esté perfecta este verano.

 

 

  • Además de vigilar el consumo de alimentos y comer de manera moderada, es recomendable aumentar el consumo de aquellos ricos en betacaroteno, vitamina C y licopeno. Hablamos del tomate, la sandía, la calabaza, la naranja o el limón, entre otros.

 

  • La hidratación es indispensable para nuestra piel. Además de mantenerla hidratada por dentro consumiendo agua, hay que hidratarla por fuera, con cremas, aceites o serums que ayuden a darle firmeza, elasticidad y un aspecto fresco y perfecto. En Clínica Demela disponemos de varios tratamientos faciales de hidratación y vitaminas que te ayudan a mejorar el aspecto de tu piel de forma segura.

 

  • Apuesta por los exfoliantes. Es una manera muy eficaz de limpiar nuestra piel de impurezas y dejarla preparada para el verano. Si exfolias tu piel antes del verano, tu bronceado será más bonito y tu piel lucirá perfecta.

 

  • Utiliza siempre protectores solares. Tanto si vas a tomar el sol, como si vas a salir a la calle, es imprescindible protegerse de los rayos ultravioletas, tan dañinos para la piel. Ponerse una crema protectora no significa renunciar a broncearse en verano. Todo lo contrario, lucirás moreno igual, pero de manera más sana y segura.

 

  • Cuida tu rostro. La cara es la parte que más se expone al sol durante el verano. Utiliza siempre cremas con protector solar e hidrátala con sérums y productos específicos para la estación estival. Las cremas frescas y no muy grasas son las ideales para el verano.

 

  • Luce unas piernas perfectas. Hidrátalas y mímalas todos los días con cremas y productos específicos.

 

  • El autobronceador, una buena solución. Nuestra piel ha estado cubierta durante muchos meses y por eso ahora tiene el famoso ‘blanco nuclear’. Esto hace que, si ya empezamos a vestir con ropa de verano, nos parezca que no nos queda todo lo bien que nos gustaría. En estos casos, el autobronceador puede ser una buena solución. Busco uno que se adapte a tu tono de piel y recuerda esparcirlo bien para evitar las tan temidas ‘ronchas’. Si eliges una buena marca, puedes conseguir un tono de piel bronceado y bonito, antes incluso de haberse expuesto al sol.

 

 

Sigue estos consejos y recuerda que en nuestra clínica también te podemos asesorar para que el cuidado y el mimo de tu piel sean tu prioridad ante la llegada del verano.

También te pueden interesar

Comentarios

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.