Lactancia y depilación láser Alejandrita: claves a tener en cuenta

FacebookTwitterLinkedInGoogle+WhatsAppEmail
lactancia-y-depilación-laser-alejandrita-¿compatibles-

Cuando estamos en la etapa de lactancia en la que cuestionamos todo aquello que podemos o debemos comer, beber, cremas que no debemos utilizar, etc., en muchas ocasiones pasamos por alto situaciones que pueden resultar no aconsejables en este período. En este artículo vamos a tratar de la conveniencia o no de seguir – o comenzar – con sesiones de depilación láser alejandrita durante la lactancia.

 

Desde la Sociedad Europea de Dermatología se asegura que no existe ninguna precaución que debiéramos tomar en cuanto a la depilación láser alejandrita en período de lactancia. Según los dermatólogos, tal y como recoge la web especializada e-lactancia, se trata de un riesgo muy bajo para la lactancia, seguro, compatible, sin riesgo para la lactancia y el lactante. Además, los efectos secundarios que se puedan producir al someterse a este tipo de tratamiento son muy limitados a la zona depilada (tales como irritación, escozor, etc.) y en unas horas desaparecen. Entonces, ¿por qué existen tantas dudas al respecto?

 

 

Razones que nos hacen dudar de compatibilizar lactancia & depilación láser alejandrita

 

Existen muchas teorías que, a través de internet, han conseguido viralizarse a pesar de no tener un respaldo médico detrás. La revolución hormonal que viven las mujeres en el embarazo y durante el período en el que dan de mamar a sus hijos, la posible penetración del láser en la piel, etc. han supuesto teorías en las que basar afirmaciones como la de que depilación láser alejandrita y lactancia son incompatibles. Aquí enumeramos una serie de razones para despejar toda duda:

 

  1. Las hormonas que pueden alterarse durante el período de lactancia no son las mismas que intervienen en el proceso de crecimiento del vello: los estrógenos, la prolactina, la oxitocina y la progesterona funcionan durante el proceso de reproducción y lactancia, mientras que los andrógenos son los encargados de regular el crecimiento del vello corporal.

 

  1. El láser alejandrita en ningún caso afecta a la glándula mamaria, ya que el alcance del disparo no supera los 2 milímetros, por lo que no existe peligro.

 

  1. Sí que debemos de ser conscientes de que, durante el embarazo y los 6 meses posteriores, el vello corporal entra en una fase de reposo o caída conocida como ‘telógena’ que puede variar el aspecto de nuestro vello, siendo este más fuerte y oscuro o incluso aparecer en otras zonas. Este vello ‘anómalo’ en la persona desaparece al pasar unos meses después de dar a luz. Si recurrimos a la depilación láser alejandrita en esos meses, el vello desaparecería antes y tampoco sufriremos ningún efecto secundario, ni la mamá ni el bebé.

 

  1. En el caso de necesitar crema anestésica antes de someternos a una sesión de depilación láser, desde Clínica Demela os remitimos a nuestro equipo médico y sanitario que valora cada caso de forma individual de manera profesional y segura.

 

  1. El láser alejandrita no afecta de ninguna manera a la leche materna, ni afectando a su sabor ni a su calidad ni, por descontado, provoca que esta leche ‘se corte’ como se asegura en algunos foros de opinión en la red.

 

 

En conclusión, el láser alejandrita no afecta ni a la cantidad ni a la calidad de la leche materna ni perjudica las glándulas mamarias a través de las cuáles se alimenta al bebé. Si eres mamá, estás dando pecho y quieres recurrir a la depilación láser alejandrita en Valencia para acabar con el vello corporal, ponte en contacto con nuestros profesionales médicos y sanitarios que, en una primera visita totalmente gratuita, te asesorarán sobre todas las dudas que puedan surgir.

 

También te pueden interesar

Comentarios

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.