Depilación láser en casa, ¿práctica peligrosa?

FacebookTwitterLinkedInGoogle+WhatsAppEmail
Clinica-demela-depilacion-laser-en-casa

Entre los diferentes sistemas de depilación caseros que existen (cuchilla, cera, etc.) existe uno que en los últimos tiempos se ha puesto de moda especialmente: los aparatos de depilación láser domésticos. Se trata de ‘pequeños electrodomésticos’ que, según afirma su propia publicidad, acaban con el vello corporal de forma segura y eficaz en tan solo unos minutos.

 

Pues bien, aunque algunos de ellos sí que es cierto que han sido aprobados por la FDA, no aseguran unos resultados permanentes. Por su parte, la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) concluye directamente que este tipo de aparatos no funcionan.

 

Si no aseguran resultados permanentes o directamente no funcionan, ¿cuál es su secreto? Es cierto que la depilación con estos sistemas caseros retardan el crecimiento del vello más tiempo que la depilación con cuchilla, por ejemplo, pero, no olvidemos que también se corren más riesgos y, económicamente hablando, suponen un desembolso que no compensa en ningún caso.

 

Riesgos de la depilación láser en casa

Estamos hablando de un sistema de depilación láser de una intensidad baja para poder ser utilizado en casa. No tienen la potencia suficiente para acabar con el vello de forma permanente como los sistemas de depilación láser profesionales. De hecho, su efectividad reside en ‘quemar’ el pelo a través de una luz pulsada (que no ‘láser’) que no llega a destruir el folículo piloso como otros sistemas profesionales como la depilación láser Alejandrita.

 

Clinica-demela-depilacion-laser-casa-valencia

 

Esto significa que, después de muchas sesiones, se puede lograr un ligero retraso en el crecimiento del pelo, ya que el folículo se va cerrando y el pelo sale más fino y débil al no tener ‘espacio’ para crecer. Si el sistema es efectivo, el vello sale menos y más fino. Tarda más porque quema más milímetros del pelo y éste tarda más en crecer y salir. Pero sino es así, sale vuelve a crecer con la misma fuerza que antes de someterse a este tipo de depilación casera.

 

Otro de los riesgos de la utilización de estos dispositivos sin control médico es la potencia e intensidad de la que disponen para eliminar el vello. En los centros médicos cualificados, antes de someterse a una primera sesión, se realiza un estudio de la piel, vello, antecedentes y cualquier otro factor (como la toma de ciertos medicamentos) que pueda interferir en unos resultados excelentes de depilación láser. Sin embargo, estos aparatos mantienen una misma intensidad o, como mucho, diferentes opciones, que la propia persona determina utilizar sin ningún tipo de control, lo que puede acarrear quemaduras, reacciones alérgicas, etc.

 

Precio Vs efectividad

El precio de estos sistemas de depilación láser – o fotodepilación – caseros oscila entre los 300 y 600 euros según marcas. Un desembolso importante que no nos garantiza una depilación eficaz, segura, permanente y a salvo de riesgos importantes como los citados anteriormente.

 

Como siempre recomendamos, si estás pensando en recurrir al láser para acabar con el vello corporal, acude a un centro médico especializado con profesionales formados específicamente. En Clínica Demela somos referentes en depilación láser Alejandrita en Valencia y nuestro equipo de médicos, enfermeras y sanitarios suponen un sello de garantía para que el tratamiento que buscas sea el más adecuado para ti.

También te pueden interesar

Comentarios

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.