Depilación láser Alejandrita: posibles alergias y su tratamiento

FacebookTwitterLinkedInGoogle+WhatsAppEmail
Clínica Demela Depilación Médica Láser Alejandrita Valencia

La depilación láser  se está expandiendo y cada vez tiene más adeptos. El éxito de este tipo de depilación estriba en su carácter definitivo. La gente que decide depilarse con láser está tan contenta que, habitualmente, quien comienza un tratamiento láser continúa con otras zonas que, en un principio, no tenía pensado depilarse. El láser Alejandrita es uno de los más demandados.

 

Características del láser Alejandrita: casos en los que está indicada su aplicación.

El láser Alejandrita es el más habitual entre los clientes que se decantan por someterse a la depilación láser, ya que es el que se debe aplicar a todo tipo de pieles siempre teniendo en cuenta el color de la piel para aplicar las intensidades adecuadas.

El éxito de este tipo de láser – el Alejandrita –  es mayor cuanto mayor sea el contraste de color entre la piel y el vello: es decir, el éxito es mayor cuando más clara se tenga la piel y más oscuro y más grueso el pelo a depilar. Esto se debe a que si el láser percibe la melanina muy concentrada –como se produce en el caso de las pieles muy morenas- la luz que emite el láser es absorbida por la piel. Y si llega a la piel, ésta reaccionará evidenciando lesiones superficiales, es decir, quemaduras.

 

Reacciones de la piel al láser: posibles alergias

Un grupo de médicos especialistas de Madrid y Bilbao realizó un estudio a lo largo de 4 años buscando los factores que desencadenan cuadros de alergias tras una sesión de depilación láser alejandrita. Se ha observado que esta alergia es un tipo de urticaria: algunos clientes (un porcentaje mínimo) reaccionan y aparece un cuadro de alergias a la depilación láser alejandrita. Este cuadro se produce por la acción del calor que el láser ejecuta contra la piel y el folículo del vello en cuestión. Suele darse en aquellas personas que tienen alergia a los ácaros, al polvo o al polen. Se trata de una erupción con picor intenso que se manifiesta con muchos ‘granitos’ rojos  en el área tratada y que se suele producir horas después de haberse sometido al tratamiento en la zona expuesta al láser sin que se extienda a otras zonas del cuerpo.

 

La solución que los investigadores han comprobado que funciona es seguir un tratamiento adecuado prescrito por el equipo médico de Clínica Demela. Para prevenir y evitar estas alergias, las clínicas médicas valoramos si hay que realizar una prueba del láser en la zona que se quiere depilar antes de comenzar el tratamiento. Se dejan pasar entre 24 y 48 horas para esperar a que la piel reaccione y si no se ve ninguna incidencia se puede comenzar el tratamiento.

 

Los estudios que se están llevando a cabo han determinado que las piernas son las zonas donde más casos de urticaria se producen, seguidas de inglés y axilas. Y de entre todos los clientes examinados (un total de 13.284) tan solo 36 sufrieron una erupción alergénica, lo que supone tan solo un 0,27% de los casos. De estos, el 100% de estos casos se solucionaron sin dejar ningún tipo de marcas en la piel.

 

En general, es muy importante que si decides someterte a una depilación láser de este tipo acudas a una clínica médica y te pongas en manos de profesionales sanitarios especializados en la materia. Porque es más que estética. Se trata de una cuestión de salud.

También te pueden interesar

Comentarios

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.